jueves, diciembre 01, 2005

HISTORIA DE LAS REVISTAS EN COLOMBIA

La historia de las revistas en Colombia está, como en el caso de la prensa, muy ligado a la literatura y, en general, a todas aquellas áreas y personajes intelectuales que, a finales del siglo XIX y principios del XX, resultaban de gran relevancia en el acontecer cotidiano del país; personajes que comprendieron la importancia de transmitir la información cultural por vías diferentes a las habituales.

Estos intelectuales fundaron innumerables publicaciones periódicas que, por lo general, no prosperaron, ello por cuenta de las dificultades económicas y de las diferencias de opinión que existían o surgían entre quienes las dirigían. Sin embargo, hay algunas publicaciones que sobresalen por sus contenidos, por la cantidad de tiempo que estuvieron en circulación y, por encima de todo, por las personas que participaron en su elaboración.

Este auge y dinamismo en las revistas surgió después de la gesta de Independencia, gracias a la búsqueda de un país deseoso de resurgir y crear su propia identidad a través de, entre otras cosas, publicaciones periódicas que estuviesen imbuidas de la vida cultural, política, económica y científica, con lo cual se pretendía consolidar el nacimiento del nuevo Estado colombiano.

Bogotá, como capital del país, fue el lugar donde más se publicaron revistas, no obstante, en ciudades como Barranquilla, Cali y Medellín, también existieron publicaciones de gran relevancia.

Un caso concreto de esto se da en Barranquilla, a comienzos de siglo XX, con la revista Voces, publicada desde agosto de 1917 hasta abril de 1920 gracias a la bonanza económica que se vivía y que se evidencia en la gran cantidad de pauta publicitaria que aparecía en la revista y que la ayudó a salir adelante.

Voces
ha sido considerada no sólo como la revista cultural literaria más importante de su época en Colombia, sino también como una de las más destacadas en Latinoamérica. Fue una revista leída por un gran número de personas gracias al dinamismo, frescura y seriedad con que trataba cada uno de los temas, así como por ser un reflejo de la sociedad colombiana y por contar con escritores de la talla de Luis Carlos López, Gregorio Castañeda Aragón, José Félix Fuenmayor, Víctor Manuel García, Tomás Rueda Vargas, Fernando de la Vega, Luis Tablanca, José Eustasio Rivera, Luis López de Mesa y Max Grillo, entre otros, muchos de los cuales, aun cuando aun no eran famosos, ya dejaban ver sus cualidades literarias y narrativas.

Por ese entonces, en Colombia también se publicaban las revistas Nuevo tiempo, Cultura y El literato, entre otras.

Otra revista de interés de la época, que incluso antecede a Voces, es la Revista literaria, fundada por Isidoro Laverde Amaya en 1890. Aunque sólo dura cuatro años, logra publicar trabajos tanto de los escritores reconocidos de la época como de las nuevas voces de la escritura en Colombia. Esta revista significó, para la juventud ávida de conocimiento, una ventana para hacerse conocer y para demostrar que existía talento por descubrir.

En 1892 aparece la revista Gris (1892-1895), bajo la dirección de un grupo de jóvenes bogotanos que buscaron, por medio de ella, dejar atrás el pasado para darle paso a un futuro sin guerras y sin luchas, más bien con suficiente ciencia y arte, al mismo tiempo que pretendían ayudar al desarrollo del país. En la revista se publicaron trabajos de escritores como José Martí, artículos de José Asunción Silva, de Enrique Gómez Carrillo y de Baldomero Sanín Cano.

A principios del siglo XX, en 1905, se fundó la Revista contemporánea, dirigida por Baldomero Sanín Cano. Ésta enfrento el difícil reto de superar lo hecho por la revista Gris, ya que ésta había dejado una gran huella, por lo que esta nueva publicación no resultó muy atractiva para un público cada vez más exigente y conocedor. Su principal carencia era que no era ni revista de pensamiento ni revista literaria, pues fluctuaba entre estas dos vertientes sin lograr definir su tendencia hacia ninguna de las dos.

Por estos mismos años, aparece el semanario La Gruta (1903), publicado por Federico Rivas Frade y Rafael Espinosa Guzmán. Este semanario publicaba tanto noticias de actualidad como obras literarias, cuentos, artículos y poemas elaborados por jóvenes frívolos de la aristocracia bogotana.

En 1955 nace Mito, una revista donde temas como la economía, la política, la cultura y la vida social tenían cabida sin atropellarse y sin por ello dejar de darle un sentido claro a la publicación. Era una revista que ejemplificaba fielmente la realidad del país a través de sus directores Jorge Gaitán Durán y Hernando Valencia Göelkel, quienes querían, a través de la palabra, debatir toda clase de opiniones y creencias.

Años más tarde, en épocas más recientes, nace la revista Eco (1960), dirigida por un gran número de personas, entre quienes se contaba uno de los directores de Mito. Esta revista, en un principio, parecía hecha en Europa, pues daba la impresión de que hablaba de una sociedad que no era la bogotana. Sin embargo, con el paso del tiempo, esto cambió, lo que hizo que Eco se convirtiese en una de las revistas preferidas por el público.

Como éstas, muchas han sido las revistas que han nacido, vivido y desaparecido fugazmente, dejando una buena parte de la historia de Colombia en sus páginas. Algunas, como las anteriores, han dejado más huella que otras, las cuales, como es el caso de la revista Pan de Cali, no son recordadas por casi nadie.

Entre aquellas que han dejado huella, vale recordar a la revista Argumentos, editada y dirigida por Rubén Jaramillo Vélez, filósofo y profesor de la Universidad Nacional, donde lo que primaba era el sentido crítico y la reflexión filosófica, en abierta oposición a la habitual mediocridad que por entonces campeaba entre las publicaciones universitarias.

Hace pocos años fue fundada la revista Cambio 16 (ahora Cambio), convirtiéndose, junto con Semana, en una de las más leídas. En la actualidad, después de varios años de existencia, son las publicaciones más influyentes y más conocidas en Colombia. Los temas que tratan son, básicamente, de índole política y económica, aunque no por ello dejan de lado los temas sociales, de entretenimiento y de cultura. Muchos de sus artículos han generado grandes debates y polémicas en la sociedad colombiana. Hoy en día, |Semana hace parte de una casa editorial donde se generan toda clase de publicaciones que buscan abarcar a varios tipos de públicos. Algunas de estas publicaciones son Soho y Gatopardo.

Bibliografía
http://www.lablaa.org/ayudadetareas/periodismo/indice.htm

Publicar un comentario