sábado, febrero 25, 2006

Dejá vou

Pocas veces he tenido la posibilidad de adentrarme tanto en la lectura como lo he hecho últimamente y eso me reconforta. Quizás sea una forma de enfrentarme a mis más arraigados temores o a mis más abisales silencios. Lo cierto es que hoy me he sentido conmovido.
No ha sido una densa y elaborada disertación sobre acontecer alguno. No. Ha sido la sencillez y la frescura de los textos escritos por uno de mis grandes amigos la que refleja lo que en reiteradas ocasiones ha sido y será nuestro eterno tema de tertulia.

José Luis, John Mario, este texto les toca en lo más hondo, espero que sepan el porqué.” Chalavasis, Nikolaos. Febrero de 2006.

Gracias Nikolaos por arrancar de mí unas lágrimas que honran lo que escribes y que reafirman los argumentos de tu texto.

Ya se ha transmitido el peso de la herencia.” Pág. 5, Chalavasis, Nikolaos. ALPHA. Febrero de 2006
Publicar un comentario