sábado, enero 31, 2009

Maniqueísmo

“ Los israelíes se sienten más cómodos en un país como Estados Unidos, que tiende a ver las cosas blancas o negras. El mismo acto americano mezclado con arrogancia – la arrogancia de aquellos que saben que el suyo es el único y correcto modo de resolver los problemas – resulta muy apropiado para los israelíes. Europa, en cambio, es difícil de digerir o de entender: es pesimista, prudente y desconfiada, como un banquero de la vieja escuela. Europa parece disfrutar complicando los asuntos, buscando siempre matices, el lado positivo del diablo y el lado negativo de Dios. Europa adquirió su naturaleza durante siglos de logros y errores, acompañados de juicios sangrantes. Europa, tal y como la definía Denis de Rougemont en 1946, es la “patria de la memoria”, una difícil y perturbadora memoria. No resulta fácil para Israel adoptar los modelos de acción europeos. ”

Leyendo: Israel entre la guerra y la paz; Shlomo Ben-Ami

Publicar un comentario