miércoles, julio 08, 2009

¿Qué tipo de ética deben tener los Bloggers?

Por Dan Gillmor

No todos los bloggers hacen periodismo. De hecho la mayoría no lo ejercen. Pero cuando lo hacen, deben ser éticos.

¿Significa esto que deben circunscribirse a algún tipo de código ético? No necesariamente.
El mundo de los profesionales del periodismo está inundado de códigos éticos. Algunos más largos que la Constitución de los Estados Unidos, intentando anticiparse para cerrar cualquier posible brecha. Otros son cortos y sucintos y ofrecen una orientación más positiva. El sitio web Cyber Journalist ha adaptado un código de ética para bloggers, tomado de la Sociedad de Periodistas Profesionales. Se trata de un esfuerzo sólido y digno.

Todos los códigos de ética son creados con un propósito esencial: infundir confianza. Si un lector (oyente o espectador) no confía en la noticia que se le está informando, encontrará en ello una razón más que suficiente para sentirse molesto. La excepción, por supuesto, consiste en buscar material que es conocido por no ser ético, tanto para propósitos educativos – podemos aprender muchísimo observando los comportamientos no éticos de las personas – como para adquirir cierto nivel de conocimiento.

Para mí, la ética trata sobre algo demasiado simple: el honor. Esta palabra comprende un vasto territorio. Pero a menos que actuemos con honor, no nos ganaremos la confianza de la gente.
En el periodismo norteamericano, la confianza está casi siempre asociada a un estándar que llamamos “objetividad” – la idea es que un artículo ofrezca equilibrio y diferentes puntos de vista, ofreciendo al lector la oportunidad de hacerse a una idea propia. Creo que la objetividad es inalcanzable pero digna, porque todo lo que hacemos lo hacemos desde nuestros propios prejuicios.

En un mundo de nuevas formas de hacer periodismo, en el que fácilmente pasamos de una conferencia a sostener varias conversaciones de manera simultánea, el periodismo ético depende menos de los códigos de ética y más de los valores y principios, que son la base para el ejercicio de un periodismo honorable.

El buen periodismo tiene unos pilares básicos: la minuciosidad, la precisión, la equidad, la transparencia y la independencia.

Las líneas que los dividen no son siempre claras. Están abiertas a las interpretaciones y cargadas de matices. Pero creo que son útiles para aproximarnos a un periodismo ético y son fáciles de seguir cuando hablamos de un ejercicio periodístico en Internet. Veamos cada uno de ellos.

  • La Minuciosidad
Cuando fui reportero y tiempo después columnista, mi primera meta fue aprender tanto como pudiera. Después de todo, la recopilación de hechos y opiniones es la base del ejercicio del reportaje. Luego, lo que más me gustó, fue sentir que había dejado a un lado el 95% de lo que había aprendido. Los mejores reporteros que yo conozco, siempre desean hacer una llamada más, ponerse en contacto con una fuente más. (La última pregunta que yo siempre me hago cada que realizo una entrevista es: “¿Con quién más podría hablar acerca de esto?”)

Hoy en día, la minuciosidad significa más que hacer preguntas a la gente que tenemos en nuestras listas de contacto, reales o virtuales. Significa, siempre que sea posible, preguntar a nuestros lectores sobre sus opiniones acerca de lo que escribimos, tal y como lo hice cuando escribí un libro sobre el periodismo de base en el año 2004 (otros autores empezaron a hacerlo en los suyos). Las presiones de la competencia tienden a ver la minuciosidad como algo extraño, pero estoy convencido de que más y más periodistas la irán incorporando a su quehacer diario.

  • La Precisión
Sea objetivo.
Hable de lo que no sabe, no solo sobre lo que hace. (Si el lector, oyente, espectador tampoco sabe lo que usted no sabe, solo invítelo o invítela a aprenderlo juntos).

La exactitud significa corregir lo que hemos hecho mal y hacerlo con prontitud. Es mucho más fácil hacerlo en Internet, donde podemos mitigar o, al menos, limitar el daño que causamos con nuestros errores a los nuevos lectores.

  • La Equidad
Difícil en la práctica, tanto como la precisión, pero ambos pilares son simples. La equidad está a menudo en el ojo del huracán. Sin embargo, creo que algunos principios pueden ser aplicados universalmente. La equidad significa, entre otras cosas, escuchar diferentes puntos de vista e incorporarlos dentro del ejercicio periodístico. Esto no quiere decir que difundamos mentiras o distorsionemos los hechos para alcanzar fácilmente el renombre que lleva a muchos periodistas a hacer uso de las “comillas” cuando los hechos, de una manera sobrecogedora, les exigen tomar posición.

La equidad también implica dejar que la gente nos haga conscientes cuando crean que nos hemos equivocado, incluso si no estamos de acuerdo. Nuevamente, es mucho más fácil hacer esto en Internet que en una publicación impresa o en una transmisión en vivo.

Finalmente, la equidad surge de nuestro estado de ánimo. Debemos ser conscientes de las cosas que realmente nos motivan y estar siempre dispuestos a escuchar a aquellos que discrepan de nosotros. La primera regla para sostener una conversación es escuchar – y yo aprendo más de la gente que cree que estoy equivocado que de aquellos que están de acuerdo conmigo.

  • La Transparencia
La divulgación de información es un valor agregado que se está ganando con el ejercicio del periodismo. Es más fácil decirlo que hacerlo, por supuesto.

Nadie puede comulgar con la idea de que los periodistas deben divulgar aleatoriamente ciertas cosas, tales como conflictos de intereses. Pero ¿en qué medida? ¿Puede esperarse que los periodistas de todo tipo hagan de sus vidas libros abiertos? ¿Cómo abrirlos?

Los prejuicios personales y el inconsciente también afectan a los periodistas. Soy estadounidense, criado con ciertas creencias que muchas personas en otras tierras (y algunos en los Estados Unidos) rechazan de plano. Tengo que ser consciente de las cosas que doy por sentado, y periódicamente desafiar algunas de ellas, por ejemplo, cómo hago mi trabajo.

Otra manera de ser transparente es la forma en que presentamos una historia. Debemos hacer referencia a nuestras fuentes y nuestro material tanto como nos sea posible, otorgándoles valor a las personas cercanas a los hechos y a los datos. (Quizás esto es parte de la precisión o la minuciosidad, pero parece encajar en la transparencia también.)

  • La Independencia
El periodismo honorable significa seguir la historia a donde sea que esta nos lleve. Cuando los medios de comunicación se concentrar en unas cuantas empresas o están bajo el mando de los gobiernos, dicho seguimiento es imposible que suceda.

Es fácil ser independiente en Internet. Solo se empieza con publicar un blog. Pero que nadie se imagine que la misma presión que se recibe de las empresas y los gobiernos no la sentirán cuando intenten ganarse la vida en esta nueva empresa.

Jeff Jarvis, un destacado blogger norteamericano (buzzmachine.com), agrega otros cuantos ideales.

  • Los bloggers deben valorar la ética del dialogo. Observa lo que para mí es una línea base de este nuevo mundo: el diálogo nos lleva al entendimiento.
  • En una conversación, la primera regla es escuchar. La ética requiere que escuchemos, porque esta es la forma en que nosotros aprendemos.

Dan Gillmor, American technology writer and fo...Imagen vía Wikipedia


Dan Gillmor es fundador de Grassroots Media Inc., una compañía dedicada a la realización periodística de base y la expansión de sus alcances. Su primer sitio es Bayosphere.com, en el área de la Bahía de San Francisco. Es autor de “Nosotros los medios de comunicación: periodismo de base por la gente y para la gente. (O’Reilly Media, 2004)


Su blog es http://bayosphere.com/blog/dangillmor

Tomado y traducido de:
HANDBOOK FOR BLOGGERS AND CYBER-DISSIDENTS
REPORTERS WITHOUT BORDERS
SEPTEMBER 2005
PAGS. 23, 24 y 25



Enhanced by Zemanta
Publicar un comentario