viernes, enero 30, 2015

El Internet de las Cosas


Desde hace algunos años hemos empezado a escuchar de lo que algunos han acuñado como “un nuevo amanecer en la tecnología: el internet de las cosas”. Un universo de objetos electrónicos, hogares, edificios y ciudades inteligentes en los que todo está interconectado.

Las soluciones más populares son aquellas que automatizan tareas cotidianas del hogar: bombillas a las que podemos graduarles la intensidad y el color de la luz que emiten; sistemas de seguridad con avisos y control remoto que ahuyentan a los delincuentes y dan aviso a las autorirdades; o sistemas de estacionamiento que te permiten buscar lugares libres disponibles en los alrededores de una ubicación específica.

También hay aplicaciones más complejas que exigen un mayor grado de interacción entre la persona y sus dispositivos, y entre éstos y los entornos sociales: una paciente que informa en tiempo real sobre su condición física a su médico; o la programación de servicios de mensajería para envío de correspondencia y pedidos a clientes utilizando vehículos no tripulados, controlados remotamente.

En esencia, el internet de las cosas promete escenarios donde los objetos facilitarán nuestra vida cotidiana. Pero, ¿es realmente algo distinto a lo que ya tenemos? ¿Es el internet de las cosas una idea, un proyecto, una estrategia comercial? ¿Conlleva riesgos?

Solo el tiempo nos lo dirá.

@jmospina
Publicar un comentario