viernes, agosto 07, 2015

Realidad Virtual



Entre las imágenes de la salida de los obreros de una fábrica francesa en Lyon, proyectadas por los hermanos Lumière; hasta las más recientes producciones realizadas para ser vistas en ambientes inmersivos de realidad virtual; es como si hubiesen transcurrido no cientos, sino miles de años; algo que ni los mismos Lumière de seguro imaginaron.

Y el responsable de este nuevo boom de la realidad virtual es Palmer Luckey, un talentoso joven que apenas pasa de los 20 años de edad y que después de abandonar sus estudios universitarios, dedicó todo su tiempo y conocimiento a desarrollar el casco de realidad virtual Oculus Rift.

Hasta ahí, la historia no habría pasado de ser la de un joven ambicioso que, con conocimientos en informática y mucha pasión, emprendía su propia aventura en un segmento altamente competitivo de las ciencias de la computación. Lo diferente ocurrió el pasado mes de marzo de 2014 cuando, sin que nadie lo esperara, el gigante de las redes sociales Facebook, anunciaba la compra de la compañía de Luckey por 2 mil millones de dólares: 400 millones en efectivo y 1600 millones en acciones de Facebook. Algo estaba anticipándose con esta jugada.

Hoy, poco más de un año después de esta adquisición, hemos sido testigos del interés de todos los jugadores de la industria audiovisual y del entretenimiento por hacerse a un lugar en el renaciente mercado de la Realidad Virtual.

Por su lado, Sony se concentra en su propuesta de casco para realidad virtual Morpheus que, integrado con su consola Play Station 4 es una experiencia realmente novedosa para los video gammers más apasionados; HTC, de la mano de VALVe, develó su propuesta VIVE, anunciada como la conexión con una “nueva realidad”; Samsung presentó su modelo Gear VR, a la que se acopla su tablet Galaxy Note, ofreciendo a los usuarios la posibilidad de incorporar su dispositivo actual para acceder a otro universo de contenidos y experiencias; y así conocemos también modelos de Microsoft; Avegant; Zeiss; FOVE, Razer; y hasta las que muchos han denominado como la opción de cascos de Realidad Virtual para economías emergentes; las Google Cardboard.

Y como cereza en el pastel; Nokia, quien después de haber abandonado el negocio de los dispositivos móviles tras la venta del mismo a Microsoft, resurge como el ave Fénix con este nuevo aire de la industria de contenidos audiovisuales que se hace cada vez más interesante y anunció su nueva cámara para realidad virtual OZO que llega como competencia directa de GoPro, Sphericam y Jaunt.

Solo nos queda esperar por la estabilización de este momento de efervescencia de la realidad virtual para conocer quiénes serán los jugadores con más opciones en la arena del entretenimiento inmersivo.

Artículo relacionado:  Virtual Reality: The Future of Entertainment or Just Another 3D?
Publicar un comentario